lunes, 18 de noviembre de 2013

Un circuito cultural en el que el público es el jurado. Las Noches del Cangrejo en Diario de Sevilla. 18/nov/2013

Pay After Show ofrece una serie de espectáculos con entrada libre en los que el público decide el precio tras las actuaciones

Cambia la decoración del escenario, cambian los artistas y cambia el propio local. Sólo permanecen una caja de madera y un cartel en el que puede verse en grandes letras rojas la enseña Pay After Show. Pagar después del espectáculo. Es el concepto que Gloria Díaz y sus dos compañeros, Gonzalo Andina y Rosa Colell, quieren implantar en Sevilla: un nuevo modelo de relación con el público que permita el acceso libre a actos culturales, con el compromiso de pagar después de los mismos la cantidad que ellos decidan: "Es una labor de escuela de espectadores, que tienen que entender que los artistas tienen que ver recompensado su trabajo".

Un ejemplo de esta iniciativa pudo verse en el bar El Perro Andaluz hace varios días, con la edición número 118 del Las noches del Cangrejo. Los asistentes a este recital de perfopoesía fueron con la lección aprendida de casa, pese a no estar familiarizados con el sistema. Casi la totalidad del público lo formaban fieles del evento organizado por Antonio García Villarán, de la editorial El Cangrejo Pistolero, por lo que muchos se encontraron con la taquilla inversa por primera vez.

En esta situación estaban José Luis Ibáñez y Margarita López, y ambos vieron con buenos ojos la iniciativa: "Es una forma de implicarse y colaborar, porque premias directamente el trabajo", afirma la joven, que también destaca que es un método novedoso y alternativo que puede convertirse en una forma de atraer al público. Es una opinión que corrobora Patricia Díaz, actriz procedente de Argentina, un país en el que está implantado este método con gran éxito.

Fueron los buenos resultados los que provocaron que Pay After Show pasara de ser circunstancial a convertirse en circuito cultural propiamente dicho. El nacimiento se remonta al festival Circada 2013, que gestiona Noletia, la empresa de la que proceden los creadores de este circuito cultural. Debido a la disminución del presupuesto, y en un intento por mejorar la recaudación, decidieron implantar el sistema de taquilla abierta. Después de hacer récord de público en el certamen circense, Gloria Díaz y sus compañeros volvieron a intentarlo el pasado verano con actos culturales en los que se pagaba después del espectáculo en la Torre de los Perdigones y en el Café Central (Alcalá de Guadaíra). La buena acogida por parte del público hizo que se lanzaran con el actual circuito de interiores.

"Lo que ofrecemos en Pay After Show es una red de artistas y espacios adheridos", señala Díaz. Junto con sus compañeros, prepara las programaciones de El Perro Andaluz, La Caja Negra, La Tregua, Café Central, Torre de los Perdigones y, próximamente, la galería El Pasaje. Además, al igual que al resto de locales, proporciona los servicios de comunicación a LaCarpa, la librería La Extravagante y a La Mirada Rota: "A fin de cuentas, significa no hacer la guerra por tu cuenta".

A pesar del éxito cosechado y de los nervios que afirma tener al principio de cada "bolo", para Gloria Díaz lo más importante sigue siendo el carácter democratizador de la iniciativa porque, al eliminar la barrera psicológica de pagar una entrada, hacen "más accesible la cultura".


Fuente: Diario de Sevilla