martes, 11 de marzo de 2008

Noche 52. Inestable y el Hombre Adiabático.









Gabriel Delgado Martín (conocido actualmente como El Hombre Adiabático) nace en Sevilla en 1986

Cursa estudios de QUIMICA en la universidad de Sevilla.

Actuó en el reciente cortometraje “Le Calamar” y en “El hombre que mataba acostao” del que ejerció como director.

Lleva año y medio participando en distintos recitales de “Las noche del Cangrejo” , tiempo en el que se hace evidente el progreso de su técnica como escritor.

Su poesía está marcada principalmente por la influencia de “Los poetas pluscuamperfectos”. En ella predominan temas relacionados con el tiempo, la belleza, el odio y la consumación de la vida.

Son de destacar el uso de tecnicismos y funciones matemáticas como símbolo de antítesis entre la vida y la muerte.

Tiene publicados varios poemas en el libro “Chilango-Andaluz 2006”.

Guillermo Daniel Megías Vázquez ‘iNestaBle’(27/07/1987 – 13/3/2008)

Guillermo Megías nace en Sevilla a una edad mui temprana en julio del 87. Comienza a escribir con 10 años motivado por las necesidades fisiológicas que le causa su primer amor, la hasta ahora ha sido la única novia seria que ha tenido (nunca se reía).

Rechaza desde un primer momento el uso de la i griega en su acepción vocálica por considerarla innecesaria.

En 2004 inicia sus estudios de Física en la Universidad de Sevilla, lo cual coincide con un interés por el arte callejero i la poesía, momento en que surge su seudónimo: inestable. No tarda en formar un grupo de teatro independiente que nunca llegó a dar demasiados frutos. Mientras tanto, agota el tiempo colaborando para un periódico de distribución gratuita creado por alumnos de la Universidad i realizando escaladas nocturnas en puentes, edificios históricos i lugares céntricos. Es entonces, una noche de otoño de 2006, cuando oye hablar de un recital poético. Semanas después se desvirga sobre un escenario en el 1º recital Chilango-Andaluz.

Es justo en ese invierno de 2006, con 19 años, cuando conoce a ‘Euterpe’ i comienza la búsqueda de la i griega, el complemento a la Vida que poco tiempo después se alejará, hecho que marcará su poesía última, en la que el romanticismo se hace latente de forma obtusa. El no pensar, junto a una claustrofóbica fractura de codo i su larga recuperación en el verano de 2007 le conducen a una poesía más sombría e incierta, alejada de todo síntoma de amor platónico, en busca del amor daltónico, que no entiende de colores.

Aún sin tener una costumbre clara de leer poesía, sus máximas influencias son Brecht, Beckett, Bukowsky, Borges, i de la B nunca pudo pasar...

Con ello siempre afirma:
“La poesía sólo es un medio, todo es un medio, hacia la Y, i la Y justifica los medios.”

No se tienen datos sobre él posteriores al verano del 2007, las drogas i el odio hicieron el resto.