lunes, 2 de julio de 2012

Perfopoesía, un festival bienal... y en el alambre


Perfopoesía, un festival bienal... y en el alambre

El director de la cita augura su desaparición si el Ayuntamiento no cambia "mucho" las condiciones.
F. C. / Sevilla | Actualizado 02.07.2012 - 07:27

 
El Festival de Perfopoesía fue uno de los proyectos cuyos responsables aceptaron convertir en bienal como mal menor para evitar la desaparición o, en casos menos graves, su desvirtuamiento debido a la asfixia económica del Ayuntamiento de Sevilla. Cuando la delegada municipal de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, le planteó esta solución a Antonio García Villarán, también le aseguró que, como contrapartida, el festival disfrutaría del "doble o prácticamente el doble" del presupuesto de los últimos años para "redimensionar" así el peso del mismo. No ha sido así, lamenta el editor y director del evento, y ahora el ICAS ofrece tan sólo 18.000 euros para la próxima edición -que tocaría en 2013-, una cantidad que no sólo no duplica la que asignó al certamen en su edición de 2011 -alrededor de 60.000 euros-, sino que está muy por debajo de ella.

"Cuando Sánchez Estrella nos hizo esa promesa, que el festival se iba a redimensionar, nosotros pensamos que por fin íbamos a conseguir lo que habíamos querido: un gran festival de poesía en Sevilla. Perfopoesía es un proyecto que ha tenido éxito y repercusión tanto nacional como internacional, por lo no estamos dispuestos a convertirlo en un pequeño ciclo de poesía, que es lo único que podríamos hacer con ese presupuesto. Para eso, preferimos no hacerlo, lo tenemos muy claro", dice Villarán, quien aunque no le ha pedido cita aún espera poder reunirse con la delegada a la vuelta de los meses estivales. "Si llegamos a un acuerdo distinto, estupendo. Claro que no queremos que algo así se pierda. Pero tendrían que cambiar mucho las condiciones del Ayuntamiento. Yo pienso que no es cuestión de dinero, porque al fin y al cabo hablamos de cifras ridículas para ellos; es que no les interesa, por mucho que se les llene la boca hablando de los poetas de Sevilla. Que el festival desapareciera sería triste pero sobre todo torpe por su parte", advierte Villarán, que negocia con patrocinadores privados y con la Junta de Andalucía para intentar salvar el proyecto en una ciudad que "está especializada en cargarse cosas que funcionan".