martes, 9 de febrero de 2010

Eduardo Bonachera: corazón de poeta, vocación de rockero. El Correo de Andalucía. 05/02/2010


El músico sevillano, líder del grupo Los Sentíos, reúne sus versos en ‘Esplendor en el melonar’

"Soy un kamikaze/ un kamikaze recién comulgado/ frágil a tu milagro/ guerrero sin enemigo cierto/ expulsado del quirófano de dios". Son versos de Esplendor en el melonar, primer poemario oficial de Eduardo Bonachera (Sevilla, 1969), el líder del grupo de rock Los Sentíos, que acaba de ser publicado en la colección Cuadernos Caníbales.

"Soy poeta casi desde que nací", proclama Bonachera, quien recuerda que en sus años universitarios impulsó publicaciones underground como El Club del Cerdo Violeta. "Me interesaba mucho la poesía vanguardista de principios del siglo XX, y llevaba muy a gala mi condición de escritor. Luego vinieron los años de rockerío y esta faceta quedó un poco oculta, hasta que hace un par de años decidí abrir otra vez el melón de los versos, abrí un blog y me dispuse a hacer un proyecto de cántico a la vida", agrega.

Consecuencia tangible de ese proyecto es este Esplendor en el melonar, en el que Eduardo Bonachera trata de reflejar "lo mejor de la Humanidad, lo mucho o poco de bueno que veo en el conjunto de melones que somos todos", asevera. Con Fernando Pessoa -su maestro fundamental de complejidades identitarias-, Valle-Inclán y Dámaso Alonso en una mano, y Leonard Cohen, Bob Dylan y Lou Reed haciendo equilibrio en la otra, Bonachera no duda en afirmar que "desde una perspectiva castiza y sureña -pues me siento absolutamente africano de condición-, siento que pertenezco al mester de rockería", dice.



"El rock and roll y la música acaban manifestándose en cada uno de mis versos, dan una visión más rítmica y positiva de las cosas que ocurren a mi alrededor. Y un poco más golfa, también", añade Bonachera.

El sevillano comenta que en su círculo de amistades más cercanas "me conocen y saben que algo de poesía hay siempre por ahí, que escribo, de modo que no ha sorprendido a nadie este libro", comenta. "En concreto, a mis hermanos del grupo los disfracé hace unos años y los saqué a escena en plan spoken word dadísta, así que reconocerán perfectamente el tono de estos poemas.

Lo que parece seguro es que este Esplendor en el melonar no va a ser la única incursión lírica de Eduardo Bonachera. "Con lo bien que me lo estoy pasando, y con el boom poético que se está dando en la ciudad de Sevilla, donde hay talento y buena gente a montones, creo que sólo será la primera de muchas entregas", señala el autor.

¿Y -se preguntarán los fans del grupo- qué hay de nuevo con Los Sentíos? Al parecer, su nuevo larga duración está ya grabado, arreglado y masterizado, en estos momentos se está editando en vinilo en Chequia y llevará por título Shooting my destiny. "Esperamos que en el plazo de un mes esté ya en nuestras manos y podamos volver a armarnos como banda", asegura Bonachera.